La casa

Casa Vicens es el primer gran encargo que recibe Antoni Gaudí, preludio de toda su obra arquitectónica posterior.

Casa Vicens es el primer gran encargo que recibe Antoni Gaudí, preludio de toda su obra arquitectónica posterior.
En 1883, Manel Vicens i Montaner, corredor de cambio y bolsa, confía al joven arquitecto el proyecto de su residencia de verano en la antigua villa de Gracia. Es su primera obra maestra y uno de los primeros edificios que inauguran el Modernismo en Cataluña y en Europa.
La configuración actual de Casa Vicens y su finca es el resultado de los diversos cambios y transformaciones sufridas a lo largo de su historia, conformando tres espacios claramente
diferenciados: la construcción original de 1883-1885, obra de Antoni Gaudí; la ampliación realizada en 1925 por Joan Baptista Serra de Martínez; y el jardín que la rodea.

Atendiendo a su nueva función museística y cultural, el proyecto de rehabilitación adapta los
espacios del edificio que corresponden a la ampliación del año 1925, con el fin de dar cabida a los diferentes servicios que los nuevos espacios culturales y el público requieren. Así, se ha conseguido no tener que modificar las dependencias gaudinianas.

Para resolver la accesibilidad del inmueble y ordenar convenientemente su circulación por el interior se han incorporado una moderna escalera, donde se hallaba la antigua, que vincula ambos espacios y un ascensor que conecta todas las plantas de la casa y llega hasta la cubierta.

En la planta baja, se ubica la zona de bienvenida y recepción a los visitantes; mientras que, en la planta primera y segunda, los espacios acogen las salas de exposición permanente centradas en el edificio y las exposiciones temporales y actividades contempladas en el proyecto museológico.

En la planta subterránea, se encuentra la Tienda/Librería especializada la Capell.

En el extremo final del jardín, se ubica el espacio gastronómico Café Hoffman.

Programa de accesibilidad: el edificio se ha adecuado con una serie de recursos para facilitar y mejorar la experiencia del visitante en Casa Vicens. Recorrido adaptado para personas con dificultad de movilidad.

Jardín

El jardín actual es fruto de la reflexión y un estudio pormenorizado del ambiente del entorno inicial de Casa Vicens, tal y como lo concibe Gaudí, y los jardines de la época. El arquitecto se inspira ya en esta su primera obra maestra en la flora y fauna mediterránea, que hace aparecer y protagonizar en los recursos y todas las decoraciones interiores.

Así se ha podido recrear y plantear un proyecto de jardín con palmeras, Phoenix, Trachycarpus, plantas trepadoras, magnolias o rosas, entre otras especies vegetales de la época en este espacio que ha vivido sucesivas reducciones a lo largo de su historia.

La imagen de Santa Rita, procedente del templete construido en 1927, se sitúa en una hornacina construida en el interior del jardín. De esta manera, cada 22 de mayo se puede seguir celebrando la misa en honor de Santa Rita y la bendición de rosas, tradición que forma parte de la historia de la casa y del barrio de Gracia.

Planta sótano

En este espacio, donde originariamente se localizaba la carbonera, bajo un techado de bóvedas catalanas hoy recuperado, se alberga la Tienda/Librería especializada la Capell con biblioteca, donde el visitante puede complementar la visita, consultar y seguir disfrutando del recorrido cultural por esta primera casa de Gaudí.

Planta noble

Sobre el nivel de acceso, la planta baja alojaba las dependencias de uso diurno: un comedor como espacio central y a su alrededor la tribuna cubierta como galería, una sala fumador y el espacio del recibidor.

En esta planta noble, la sala de fumadores es un espacio de recogimiento y ocio, un verdadero oasis oriental: su techo formado por una estructura de mocárabes de yeso policromado reproducen hojas de palmera con racimos de dátiles y los revestimientos de las paredes están realizados con baldosas de cartón piedra con sus policromías originales en verdes, azules y dorados. Bajo las baldosas de papel maché, formando el arrimadero de la estancia, la pared se reviste con baldosas que alternan el color ocre y el azul cielo, encima de las cuales aparecen rosas amarillas y rojas pintadas al óleo.

El comedor también se encuentra en esta planta, una estancia donde arquitectura y decoración, el mobiliario original de madera diseñado por Gaudí, la colección de 32 pinturas de Francesc Torrescassana, la ornamentación con motivos vegetales en paredes y techo o la chimenea, revestida con baldosas de cerámica, componen una verdadera obra de arte total. Desde el comedor se accede a la tribuna, con un surtidor de mármol que garantiza el frescor del espacio.

Planta primera

Las estancias de uso privado y más íntimas de la familia Vicens se hallan en la primera planta: dos habitaciones, el baño y una sala de estar. Esgrafiados con motivos vegetales, repletos de simbología, inundan y penetran en las distintas estancias: todo un presagio del universo Gaudí.

En la terraza, situada sobre la tribuna, se encuentra un banco de madera combinado con perfil metálico desde donde contemplar pausadamente la naturaleza alrededor del jardín; este espacio exterior conecta con el dormitorio principal, garantizando la luz y ventilación adecuadas.

En el dormitorio, la decoración en los entrevigados cerámicos del techo reproduce un repertorio de pámpanos realizados con papel maché prensado y policromado en verde. Las paredes están recubiertas por una capa de estuco que simboliza cañas y juncos, a un lado, y helechos a otro: todas las plantas representadas en los estucados de la casa fueron encontradas por Gaudí en el torrente de las Cassoles, situado junto a Casa Vicens.

Sobre el fumadero de la planta baja, se sitúa una salita cubierta con una falsa cúpula dorada con un espectacular trompe-l’oeil con pájaros volando y plantas trepadoras, como si la sala estuviera conectada al exterior. En la parte inferior hay un arrimadero que combina baldosas cerámicas de color blanco, azul cielo y ocre.

Planta segunda

La segunda planta alberga hoy la exposición permanente de Casa Vicens, cuyos contenidos permiten ofrecer al visitante una visión global de todo aquello que ha visto o que verá a lo largo del recorrido, dependiendo de si hace la visita en sentido ascendente o descendente.

Esta bajo cubierta de la construcción original fue profundamente reformada en las diferentes modificaciones del edificio, hasta el punto de que se construyeron en ella dos apartamentos completamente independientes. Para recuperar la estructura original del espacio, se han eliminado todos los tabiques interiores, pavimentos posteriores y falsos techos: el resultado, un espacio diáfano con las vigas de madera que sustentan los diferentes tramos de la cubierta inclinada vista, y todas las ventanas que se abren a las tres fachadas, creando una caligrafía morisca de entrantes y salientes que da lugar a un interesante juego de luces y sombras.

Cubierta

Gaudí crea en Casa Vicens su primera cubierta transitable, un auténtico mirador, espacio de evasión y contemplación. Destaca un paso de ronda que permite bordear los cuatro planos inclinados cubiertos por tejas árabes que permitían recoger las aguas.

En esta cubierta, una pequeña cúpula corona la torre situada en la esquina oeste de la fachada y tres estructuras iguales de ladrillo que servían como sombrero de las chimeneas de la casa. Estos cuerpos, como la fachada, están revestidos por baldosas cerámicas verdes y blancas y muestran la influencia de las arquitecturas islámica y oriental en la obra de Gaudí.

La zona de la cubierta correspondiente a la ampliación del edificio se ha adaptado y hecho transitable y accesible al público.

Exposiciones 
y actividades

Una serie de espacios expositivos y actividades, tanto de carácter 
permanente como temporal, apoyan 
y complementan la visita a Casa Vicens.

Más información