¿Quién era el señor Vicens?

La figura de Manuel Vicens i Montaner (1836-1895) ha sido bastante desconocida hasta el momento. Sabemos que fue él quien decidió construir una nueva torre de veraneo en la finca heredada de su madre Rosa Montaner Matas el año 1877, y eso es casi todo. ¿Quién era y a qué se dedicaba este hombre que vivió en la Barcelona del siglo XIX?

Hasta este momento, la historiografía gaudiniana se ha referido siempre a la figura de Manuel Vicens como propietario de una fábrica de azulejos. Pese a lo que se ha dicho siempre, las fuentes primarias consultadas durante el proceso de rehabilitación de la casa (testamento, inventarios, escrituras de compraventa, etc.) hablan de él como una persona “del comercio”, la profesión del cual era la de “corredor de bolsa y cambio”.

Se ha consultado también, entre otros, el archivo histórico del Registro Mercantil y hasta ahora no hay constancia de la existencia de una fábrica de cerámica de su propiedad. Además, fuentes orales correspondientes a un descendiente directo de la familia Vicens a las que hemos tenido acceso desmienten la existencia de esta supuesta fábrica.

Es importante añadir a todos estos datos un hallazgo documental desconocido hasta el momento que aporta un dato significativo alrededor de esta cuestión: en el archivo municipal de Esplugues de Llobregat se conserva el fondo procedente de la fábrica de cerámica Pujol i Bausis, y en el inventario de la sociedad correspondiente al año 1885 aparece documentado el señor Manuel Vicens i Montaner, de Gràcia, como deudor de 1.440 pesetas[1].

En el caso de que éste fuera propietario de una fábrica de cerámica, es extraño que tuviera algún tipo de relación comercial con la fábrica de cerámica más innovadora e importante del momento, y en la que ya se producían, en el año 1883, los colores llamados “amarillo Gaudí” y “verde Gaudí”, según consta en la documentación conservada en dicho archivo. Por lo tanto, esta nueva evidencia documental, junto con todos los otros datos, nos conduce a descartar el planteamiento inicial para dar paso a una nueva interpretación basada en las evidencias documentales conocidas hasta ahora: Manuel Vicens i Montaner, vecino de Barcelona, era corredor de bolsa y cambio.

Así, la presencia de cerámica vidriada utilizada como revestimiento en la Casa Vicens, procedente muy probablemente de la fábrica Pujol y Bausis de Esplugues, no se debe a los negocios del cliente, sino a la concepción arquitectónica de Gaudí y a su voluntad creativa, donde introduce el uso del color en las fachadas, recuperando y siguiendo la tradición clásica.

Una vez aclarada la cuestión relativa a la profesión del señor Vicens, se nos plantea otro tema de mayor relevancia: ¿qué conexiones hay entre Manuel Vicens y Antoni Gaudí? ¿Tenían alguna relación personal? ¿Qué motivos conducen al señor Vicens a encargar la construcción de su casa en Gràcia?

 

 

 

 

De momento no hay una respuesta exacta para estas preguntas, ya que no se ha localizado hasta ahora ninguna fuente documental en la que se muestre un vínculo directo entre Gaudí y el cliente —en el caso de que se hubiera conservado y localizado correspondencia entre los dos personajes, por ejemplo—.

La hipótesis que planteamos es que el señor Manuel Vicens y Antoni Gaudí frecuentaban ciertas asociaciones y entidades de la Barcelona del último cuarto del siglo XIX, y que entraron en contacto en este entorno.

Hablamos del contexto de La Renaixensa, el Centre Català, el Ateneu Barcelonès o la Associació Catalanista d’Excursions Científiques, donde se reunían desde grandes empresarios como Eusebi Güell hasta escritores, arquitectos y artistas, como Francesc Torrescassana y Heribert Mariezcurrezna, todos ellos personajes vinculados posteriormente a la obra de Gaudí y también a la historia de la Casa Vicens.

—–

[1] La fecha de 1885 coincide con el momento que historiográficamente se ha establecido el año de finalización de la Casa Vicens. Hablamos de esta cuestión con más detalle en una entrada anterior de este blog.

Descubre Casa Vicens, el Gaudí inédito

La primera casa del gran arquitecto del Modernismo. Declarada patrimonio mundial por la UNESCO.

Más información
× 25/6 entradas agotadas de 10:00 a 17:00