Las casas modernistas de Gràcia (II)

Ayer fue el día mundial del turismo y lo queremos celebrar con la segunda entrada dedicada a las obras modernistas que podemos encontrar en Gràcia. Sin duda, la zona con más edificios de este estilo en el mundo.

El modernismo es uno de los grandes motores del turismo en Barcelona, una de las ciudades más atractivas para los viajeros en los últimos años. Como muestra, un botón: las obras de Antoni Gaudí, el gran representante de este estilo arquitectónico y artístico, suman más de ocho millones de visitantes al año.

Con estas nuevas propuestas, completamos la ruta modernista que puede complementar tu visita a la Casa Vicens.

Casa Bonaventura Ferrer

Casa Bonaventura Ferrer - de sota

Sin duda, las farolas de 1906 del Paseo de Gràcia son las obras más conocidas del arquitecto Pere Falqués i Urpí. Sin embargo, su gran proyecto de aquél año fue la Casa Bonaventura Ferrer, conocida popularmente como El Palauet.

Un edificio que destaca por las escultura en piedra presentes en sus balcones y por los imponentes relieves con motivos florales de sus techos. Barcelona reconoció el valor de la construcción con su inclusión en el Catálogo del Patrimonio Histórico-Artístico de la ciudad en 1979. En la actualidad acoge uno de los hoteles más lujosos de la zona.

Casa Cama i Escurra

Casa Cama i Escurra - tarda

Las fotografías y dibujos de la época muestran como esta obra de Francesc Berenguer i Mestres ha sufrido importantes modificaciones con el paso del tiempo. Ni los bajos actuales ni la decoración de las paredes se corresponde con la idea original del arquitecto.

Sin embargo, el edificio sigue presentando elementos que lo sitúan como un punto imprescindible en las rutas modernistas, como los elementos decorativos en hierro de las puertas y balcones o las cristaleras de la fachada.

Casa Fuster

Domènech.i.Montaner.Casa.Fuster.1.Barcelona

Si Antoni Gaudí es el gran referente del modernismo en Catalunya, Lluís Domènech i Montaner le va a la zaga. Este edificio de 1911, construido junto a su hijo Pere Domènech i Roura, es una de sus obras emblemáticas y uno de los puntos imprescindibles en cualquier ruta modernista de Barcelona.

Destacan sus tres fachadas en mármol blanco y la esquina cilíndrica con balcones, tan característica en las construcciones de Domènech i Montaner. Después de años acogiendo locales de ocio de referencia en la ciudad, en el año 2000 se reconvirtió en un hotel de gran lujo.

Mercat de la llibertat

Barcelona - Mercat de la Llibertat

Si los mercados son el corazón de los barrios, el bombeo del Mercat de la Llibertat muestra la vitalidad de Gràcia. Inaugurado en 1888, el edificio de Miquel Pascal i Tintorer y Francesc Berenguer i Mestres merece su lugar en esta ruta modernista por su construcción en hierro con la estética propia del estilo.

A pesar de sus múltiples remodelaciones, el mercado mantiene la esencia modernista de la construcción original.

Descubre Casa Vicens, el Gaudí inédito

La primera casa del gran arquitecto del Modernismo. Declarada patrimonio mundial por la UNESCO.

Más información
× ⌚ 26.10 Acceso a partir de les 11:00h.