Santa Rita a Casa Vicens

Con motivo de celebrarse la fiesta de Santa Rita mañana lunes, en la capilla de dicha santa, que existe en el Manantial de Santa Rita, de aguas minero-medicinales bicarbonatadas y sulfatadas cálcico-magnesianas (declaradas de utilidad pública por real orden del 4 Octubre 1895), situado en la calle de las Carolinas, n.° 28 (torre), barriada de San Gervasio (el tranvía de la plaza de Cataluña á los Josepets deja cerca del manantial), se dará a beber gratuitamente agua mineral á todas las personas que visiten el establecimiento. 

Son muchos los enfermos que empiezan en este día su cura anual de agua de Santa Rita, de eficacia comprobada por 30 años de éxito en las enfermedades del estómago, hígado, riñones, intestinos y vías urinarias. (Dres. Codina Länglin, Giné Partagás, etc.)

El Agua de Santa Rita es, además, una deliciosa agua de mesa, eminentemente aperitiva y tónico-reconstituyente. 

Así anunciaba La Vanguardia del 21 de mayo de 1916 las celebraciones que con motivo del día de Santa Rita se hacían en Gràcia. Durante dos siglos, devotos y vecinos en general fueron cada 22 de mayo en la calle Carolines 28 a adorar la Santa y a beber el agua mineral “de eficacia comprobada“.

La historia se remonta a medianos del siglo XVIII, cuando los padres de la orden de los Carmelitas Descalzos que tenían allá una casa de convalecencia, descubrieron los beneficios curativos de las aguas carbonatadas que emergían del lugar y por este motivo bautizaron la fuente con el nombre de Santa Rita, en honor a Santa Rita de Casia, patrona de las causas imposibles.

En 1895, cuando era propietaria de la finca la señora Carmen Fernando, las aguas del manantial se declararon de utilidad pública y se inició su comercialización hasta mediados del siglo XX.

Entre 1925 y 1927 cuando se produce la ampliación de la Casa Vicens, Juan Bautista Sierra de Martínez construye una nueva capilla dedicada a Santa Rita, justo en el mismo lugar donde estaba el surtidor de agua, y se sigue con la comercialización de las aguas, hasta que en 1963 la capilla fue demolida en construirse un nuevo edificio de viviendas.

 

 

Los propietarios de la Casa Vicens, conocedores de la tradición, cada 22 de mayo continuaron abriendo el jardín para que quien quisiera pudiera ir a adorar la imagen de Santa Rita que había en una sala acondicionada para el público, y se pudiera celebrar la misa con la tradicional bendición de rosas. Muchos vecinos y vecinas de Gràcia recuerdan como cada año se abrían las puertas ese día.

Una vez finalicen las obras de restauración y rehabilitación de la Casa Vicens, la imagen de Santa Rita tendrá un lugar permanente y visible en el jardín de la casa en una hornacina integrada en el jardín, y se  podrá visitarla gratis cada 22 de mayo día en que Casa Vicens abrirá las puertas de su jardín y la gente podrá comprar rosas y poner velas a la Santa, siguiendo pues con la tradición tan arraigada en la Casa.

Desde el 2016, los gestores del proyecto apostaron por que fuera una entidad del barrio de Gràcia quien se encargara de la venta de rosas y velas, por lo que los beneficios derivados fueran íntegramente para la entidad en cuestión. El anterior año fue la asociación Gracia amb el Sàhara quien se hizo cargo, y este año la venta de rosas y velas irá a cargo de Nexe Fundació, una entidad del barrio de Gracia que trabaja para la atención a la infancia con pluridiscapacidad.

La celebración en honor a Santa Rita se hará a las 11h. en la iglesia del convento de las Hermanas de la Caridad (Carolines, 12). La iglesia estará abierta al público de 09:00 a 19: 00h.

Descubre Casa Vicens, el Gaudí inédito

La primera casa del gran arquitecto del Modernismo. Declarada patrimonio mundial por la UNESCO.

Más información
× ⌚ 26.10 Acceso a partir de les 11:00h.