La Casa Vicens celebrará, como cada año, la fiesta de Santa Rita con el vecindario de Gràcia.

Como ya explicamos en artículos anteriores en este blog, son muchas las personas del barrio de Gràcia que recuerdan cómo, año tras año, se abrían las puertas de la Casa Vicens para adorar a Santa Rita, bendecir rosas y homenajear a la santa. Este año será la primera vez que se celebre este día con la casa abierta al público, pero sigue firme el compromiso de mantener la tradición que instauraron en el barrio los antiguos propietarios.

La familia Herrero-Jover, que vivió en la casa de 1899 a 2014, empezó a abrir las puertas del jardín cada 22 de mayo para que se pudiera seguir la tradición. Y es que hacía años que el vecindario se acercaba a la calle Carolines para celebrar el día de Santa Rita y beber agua de la fuente natural de agua mineromedicinal ubicada en la esquina de la actual avenida Príncipe de Asturias tocando con la calle de les Carolines.

El origen de la tradición se remonta a la segunda mitad del siglo XVIII. En este lugar había entonces una casa de convalecencia de los Padres Carmelitas Descalzos del convento de los “Josepets” de la actual Plaza Lesseps. Sorprendidos por la rápida recuperación de las diferentes dolencias de las personas que bebían agua del manantial, dedicaron el lugar a Santa Rita, patrona de las causas imposibles. En el año 1886 sus aguas carbonatadas fueron declaradas de utilidad pública y se inició su comercialización. Más tarde, en 1927, justo en el punto donde se encontraba esa fuente natural, se construyó una nueva capilla que quedaba incluida en el espacio que entonces ocupaba la finca de la Casa Vicens.

En 1946, sin embargo, la familia Jover puso a la venta varias parcelas del jardín y la finca se segregó. Con esta división del terreno, la capilla de Santa Rita quedó separada del resto de la casa, y en 1963, con la venta de la parcela donde estaba ubicada, la capilla se derribó para construir un gran bloque de edificios.

A pesar de la desaparición del templete, Santa Rita persiste en la memoria colectiva del barrio a través del nombre de algunos establecimientos y de un gran número de vecinas llamadas Rita en honor a la patrona de los imposibles. Además, tras la rehabilitación, musealización y apertura al público de la primera casa de Gaudí, se sigue persiguiendo el objetivo de dar continuidad a la tradición e instaurar esta fecha como una jornada especial para que el vecindario pueda rendir homenaje a la santa.

Este año, las actividades que se llevarán a cabo el próximo martes 22 de mayo son:

 

10.00 h: apertura de la casa y venta de velas y rosas.*

11.00 h: misa de Santa Rita y bendición de rosas en la iglesia de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl (Carolines, 12).**

12.00 h: bendición de rosas en el jardín de la Casa Vicens.

A partir de la 13:00 h: se podrán comprar rosas bendecidas y velas en el jardín de la Casa Vicens.

 

* La venta irá a cargo de Gràcia Solidaria, una plataforma que agrupa a 18 entidades de cooperación internacional que se encargan de desarrollar proyectos de salud, educación, acogida, nutrición y escolarización en 20 lugares de todo el mundo.

** La casa y la iglesia, con la imagen de Santa Rita, estarán abiertas al público de 10.00 a 20.00 h.

Descubre Casa Vicens, el Gaudí inédito

La primera casa del gran arquitecto del Modernismo. Declarada patrimonio mundial por la UNESCO.

Más información
× 24/07 último acceso 15.00 h